El divorcio y el régimen de visitas

Escrito por

Lo que debemos saber sobre el régimen de visitas

Cuando una pareja se enfrenta a una situación de crisis y ésta se resuelve mediante un procedimiento de divorcio la mayor preocupación de los padres se centra en el bienestar futuro de los hijos sobre todo si éstos son menores de edad.

 La  custodia de los menores y el régimen de visitas son decisiones que deben abordarse con responsabilidad y siendo siempre conscientes de las necesidades propias de cada familia , puesto que lo deseable es que el régimen que se establezca tenga una duración en el tiempo lo más prolongada posible, para evitar una nueva situación de conflicto entre los progenitores.

La forma de abordar esta delicada cuestión varía si el divorcio se tramita por la vía del mutuo acuerdo o de forma contenciosa. Desde Miñoabogados recomendamos agotar todas las posibilidades para alcanzar un acuerdo amistoso puesto que este procedimiento resulta menos doloroso para el conjunto de la familia y además es mucho más rápido y económico que la vía contenciosa.

El divorcio de mutuo acuerdo

 Siempre que el divorcio se siga por la vía del mutuo acuerdo serán los propios padres quienes con la asistencia de nuestro equipo de abogados, podrán decidir cómo y de qué manera se relacionarán en el futuro con sus hijos, teniendo en cuenta las circunstancias únicas de cada núcleo familiar (por ejemplo padres con horarios de trabajo a turnos, con jornadas reducidas o trabajadores a tiempo parcial, etc.).  Lo fundamental es adaptar a sus necesidades ese concreto régimen de visitas dentro del convenio regulador.

El modelo más generalizado en la práctica prevé que el progenitor no custodio tenga a los hijos en su compañía los fines de semana alternos y la mitad de vacaciones (verano, Navidad, semana santa…). Pero  este régimen no siempre es compatible con los horarios de trabajo del progenitor no custodio, lo que supone que al final los menores pasen ese tiempo en compañía de otras personas.

Por ejemplo, si ese padre o madre tuviera algún día libre o una tarde libre en la semana, podría establecerse una visita intersemanal que le permita disfrutar más de la compañía de sus hijos y  que contribuye a que la relación con éstos  sea más fluida,  que no sólo se limite a estar presente en las rutinas de sus hijos el fin de semana y vacaciones.

Por eso cada situación de crisis familiar debe estudiarse con toda la atención que merece, para diseñar un régimen de visitas adecuado y sobre todo muy claro y muy concreto, que evite equívocos a la hora de su interpretación, que pueden acabar derivando en denuncias y procesos penales que al final acaban afectando a todo el núcleo familiar.

El divorcio contencioso

Si a pesar de todos los esfuerzos no es posible alcanzar un entendimiento entre la pareja será el Juez el que resuelva en la sentencia cual es régimen de visitas más adecuado para los menores teniendo en cuenta siempre el interés de los mismos…

 Este procedimiento es más largo en el tiempo y tiene un mayor coste tanto económico como personal puesto que añade a la ruptura sentimental toda la conflictividad derivada del proceso judicial.

¿Y si ya tenemos un régimen de visitas pero queremos cambiarlo?

Los niños crecen, tienen nuevos horarios y obligaciones, ganan en autonomía…esto hace que a veces un régimen de visitas que inicialmente era adecuado para una familia deje de serlo. En otras ocasiones la necesidad de cambio está relacionada con un nuevo trabajo de alguno de los padres, un cambio de residencia, etc... en estos casos nada impide modificar ese régimen de visitas previsto inicialmente para adaptarlo a las nuevas necesidades que han surgido. De nuevo, la vía del mutuo acuerdo en estos casos sigue siendo la más recomendable.

¿Se pueden cambiar mas medidas?

Si, por supuesto. En el Miñoabogados hemos detectado un incremento en la demanda modificación de medidas, tendentes a reducir las pensiones de alimentos, debido a que la crisis ha colocado a muchas personas obligadas a pagar una pensión de alimentos en situaciones económicas delicadas.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los afectados fijaron hace años en sus respectivos acuerdos de separación o divorcio de mutuo acuerdo, o se fijo por el Juez en su sentencia una cantidad en concepto de alimentos acorde con el momento de bonanza económica que aquella familia que se rompía estaba atravesando: buenos salarios, situación laboral estable, etc…

Eso a día de hoy ha cambiado en no pocos casos: La persona obligada a pagar esa pensión de alimentos a cada hijo se encuentra en el paro, o afectado por un ERE, o ha reducido su salario o sus percepciones económicas por cualquier otra causa.

Para todos estos problemas existe una solución jurídica adecuada, pide ya tu cita sin compromiso!





MIÑOABOGADOS

Es un despacho de abogados en Vigo que pone a tu disposición un equipo de profesionales altamente cualificados y con experiencia, comprometidos contigo en la búsqueda de la mejor solución legal para tu problema.

« Marzo 2019 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

Preguntas Frecuentes

  • 1
PIDE   PRESUPUESTO
La primera consulta es   GRATIS